Espacios de interés natural

La desembocadura del río Gaià

La desembocadura del río Gaià se incluyó en el año 1992 dentro del Plan de Espacios de Interés Natural y forma parte de la red de zonas húmedas de la Cataluña meridional. Posteriormente, y gracias a su riqueza faunística, fue declarada reserva natural de fauna salvaje en el año 1995. El Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalidad de Cataluña incluyó este espacio natural en la Red Natura 2000. Faunísticamente cabe remarcar la gran cantidad de pequeñas aves que viven en los diversos hábitats que ofrece el Gaià. En lo relativo a los mamíferos, destacamos la gran cantidad de ratones campestres, la fuerte densidad de conejos y la presencia casi anecdótica de zorros, tejones, comadrejas y garduñas. También hay que mencionar las numerosas ardillas que viven en las copas de los pinares de pino blanco que hay cerca de la desembocadura del río.

En la actualidad se llevan a cabo varios proyectos interesantes, como la recuperación del bosque de ribera, la consolidación de una pequeña población de tortuga de río, la recuperación de las acequias de riego y la ordenación de caminos. La Asociación Medioambiental La Sínia de Altafulla es la responsable de custodiar el tramo final del río Gaià. La entidad ofrece servicios y actividades dirigidas a escuelas, asociaciones de padres y madres, familias y visitantes, y organiza visitas guiadas para grupos.

Rutas

Les invitamos a dar un paseo por Altafulla, como si se dejaran perder por una ciudad desconocida y fueran haciendo pequeños descubrimientos inesperados a su paso. Y, al mismo tiempo, encontraran vecinos que les relataran pequeñas historias de personas o del pasado... Y un hilo de música, o un olor, que surgiera de calles y plazas impregnara, sin prisa, todos sus sentidos, dispuestos al embelesamiento.

La Ronda Verde de El Baix Gaià

Otro de los recorridos interesantes de Altafulla es la Ronda Verde de El Baix Gaià, que se puede recorrer a pie o en bicicleta. La ruta parte de la ermita de San Antonio de Altafulla, desde donde se puede completar una red de caminos rurales de aproximadamente 30 km de longitud que conecta las poblaciones que constituyen la Agrupación de Municipios Turísticos de El Baix Gaià. Esta agrupación tiene por objetivo potenciar los recursos naturales, paisajísticos y turísticos de la zona. También es interesante sacar provecho del recorrido para contemplar la Ruta de los Castillos de El Baix Gaià, un numeroso grupo de fortificaciones que evidencian el pasado románico y medieval del territorio.